Hoja de ruta para ser Frontend Developer en 2022

Con el auge de las tecnologías web, las empresas necesitan cada vez más desarrolladores con perfil frontend. Con esta guía puedes descubrir cómo ser frontend developer en 2022.

Cómo ser Frontend Developer

Lo primero que debes tener claro es qué es el desarrollo frontend. El frontend de un sitio web o aplicación es la parte que el usuario ve y con la que interactúa, es decir, toda la interfaz de la aplicación y su funcionalidad.

El frontend developer es el profesional especializado en desarrollar esa parte front de la aplicación, por lo que debe tener conocimientos para maquetar, estilar y dar funcionalidad a las pantallas con las que el usuario interactúa.

Vamos a ver qué necesitas aprender para poder trabajar como desarrollador frontend.

Tecnologías clave para un frontend developer

En la hoja de ruta de un frontend developer hay un conjunto de tecnologías que son fundamentales:

  • HTML: Es el lenguaje de marcas que te permite dar estructura a los sitios web que desarrolles. Saber HTML en su última versión (HTML5) es básico para ser frontend, ya que con este lenguaje vas a definir el esqueleto de tu aplicación.
  • CSS: Tecnología con la que damos estilos a las web apps, es decir, con la que definimos la apariencia. Manejar bien CSS3 es un deber para cualquier frontend (y, ojo, que no es pinta y colorea como puede parecer. Manejar bien CSS lleva su tiempo). Además de CSS, aprender a utilizar un preprocesador CSS (CSS con superpoderes) como Sass aporta mucho valor al perfil de un frontend.
  • JavaScript: Con este lenguaje de programación le damos funcionalidad a las webs modernas, permitiendo al usuario interactuar con la aplicación. JavaScript se ha convertido en el lenguaje por excelencia de la web, por lo que es imprescindible manejar muy bien los conceptos básicos de JavaScript para poder desarrollar un buen frontend.

Una vez manejes con soltura estas 3 tecnologías, es la hora de aprender alguna librería moderna de frontend. Aunque todo lo anterior es importante, para poder trabajar adecuadamente con una librería es fundamental que tengas buenas bases de JavaScript.

¿Qué es una librería? Un conjunto de herramientas que nos facilitan el trabajo al desarrollar interfaces para aplicaciones. Básicamente, se trata de no reinventar la rueda cada vez que nos ponemos a trabajar en un proyecto. Aprovechamos código hecho por otros desarrolladores para no tener que construir todo desde cero. De esa forma, podemos centrarnos en las partes más complejas e importantes, al no tener que dedicar tanto tiempo a las básicas.

En desarrollo frontend hay muchísimas librerías, pero hay 3 que en 2022 son las más utilizadas:

  • React
  • Angular
  • Vue

¿Cuál elijo? Pues depende. Cada una tiene sus pros y sus contras. Por ejemplo, en el Máster de Full Stack Development de Nuclio enseñamos React. ¿Por qué? Pues porque es la librería más demandada por las empresas actualmente y creemos que eso prepara mejor a nuestros alumnos para el mercado laboral.

En todo caso, debes saber que con todas ellas puedes desarrollar cualquier tipo de proyecto, así que cero preocupaciones por la elección 🙂 Una vez que domines bien una, pasar a otra no debería suponer un gran esfuerzo.

Cuando hayas completado los pasos anteriores de esta guía de frontend developer, llega la hora de profundizar y descubrir más de cada una de las tecnologías anteriores. Recuerda que el trabajo como developer es una carrera sin fin, así que es importante que tengas curiosidad e interés por seguir aprendiendo y formándote continuamente.

No vas a llegar a un punto en el que ya sepas absolutamente todo, así que céntrate en crecer progresivamente y, sobre todo, en disfrutar de ese camino de aprendizaje continuo.

¡Conviértete en Frontend Developer y aprende a
programar!

Saber más

Conocimientos complementarios

Además de los conocimientos anteriores, también debes aprender temas transversales y comunes a cualquier puesto de developer, ya seas front, back o full stack.

Una de estas herramientas es Git, que es un sistema de control de versiones muy extendido actualmente, por lo que te van a pedir que sepas utilizarlo en la mayoría de las empresas.

Pero no sólo de tecnología vive el frontend developer. Ten en cuenta que, en tu día a día, trabajarás con otras personas, ya sean de tu equipo o de otros departamentos. Esto requiere que seas capaz de comunicarte adecuadamente con esas otras personas, que entiendas los problemas que te plantean y sepas transmitirles tus soluciones. Todo ello de forma asertiva, educada, sin frustraciones y sin mal rollo.

Es lo que llamamos “soft skills” o habilidades blandas. Aunque mucha gente piensa que son una tontería o cosas obvias, son fundamentales para trabajar correctamente en equipos y hacer frente a los desafíos que eso conlleva. Cada vez más empresas filtran a los developers que contratan, no sólo por sus conocimientos técnicos, sino también por sus soft skills.

Conclusión

Como ves, la hoja de ruta para ser frontend developer está llena de retos, tecnologías y habilidades por aprender. Es un camino lleno de desafíos, especialmente para uno mismo por el esfuerzo de aprendizaje constante que implica.

Pero también es un camino apasionante, en el que disfrutarás viendo cómo construyes y haces realidad proyectos y aplicaciones web que, hasta el momento, sólo estaban en tu cabeza.

Recuerda que esto es una breve guía para ser frontend developer. Ahora está en tu mano profundizar más en cada una de las tecnologías propuestas y convertirte en un gran frontend developer. ¡A por ello!