Design Thinking: qué es, metodología y técnicas

Debido a los avances tecnológicos que llegan a nuestras manos cada día, las empresas buscan anticiparse a las nuevas tendencias, para poder crear productos y servicios pioneros que satisfagan a los usuarios.

En el proceso de entender a nuestros usuarios, el Design Thinking nos permite entrar en un escenario lógico, creativo y intuitivo que busca ponernos en los zapatos de nuestros usuarios. Así, podemos empatizar y explotar cualquier oportunidad que se nos presente.

Entendamos el concepto

El Design Thinking no deja de ser una metodología de trabajo, y como todo método tiene sus recursos y técnicas. “Pensamiento de diseño”, como sería el nombre de esta técnica en castellano, no solo es crear y diseñar delante de un ordenador. Debemos desarrollar un pensamiento único para generar nuevas ideas y que de verdad lleguen a satisfacer a nuestros clientes, creando valor añadido.

Es muy importante tener en cuenta que una proyección ingeniosa pero mal contextualizada nos puede llevar al abismo creativo y provocar una mala experiencia en el usuario. Factores políticos, socioeconómicos, culturales, religiosos, tecnológicos o incluso medioambientales pueden provocar el éxito o el fracaso de nuestro producto y servicio.

Una vez que hayamos detectado la necesidad básica de nuestro usuario y los factores que pueden afectar a nuestra metodología, podemos empezar a proyectar el pensamiento de diseño.

Por qué Desing Thinking

Como hemos dicho antes, el design thinking nos permite resolver problemas de una manera creativa e innovadora, no sólo en asuntos diseño, sino en cualquier área del negocio.

Muchas veces solemos usar este pensamiento de manera intuitiva, pero sin llegar a sacar el máximo beneficio que de verdad le podríamos dar. El proceso de Design Thinking tiene cinco fases y no tiene porqué ser lineal. Podemos usar cualquier etapa para obtener información para generar contenido.

Estos 5 estados del Design Thinking son:

1. Empatizar con los usuarios para obtener información relevante.
2. Conocer y explicar sus necesidades, sus problemas y sus ideas.
3. Desglosar y diseñar ideas que resuelvan sus problemas
4. Configurar un prototipo
5. Probar el prototipo en distintas situaciones para valorar el rendimiento.

Al no ser lineales, podemos usar estas 5 fases según en el momento del diseño que estemos, obteniendo información de gran relevancia que aplicaremos en nuestras siguientes acciones.

El trabajo de equipo como base de todo

Apple, AirBNB o BVA son ejemplos claros de empresas que emplean la metodología del Design Thinking para crecer e innovar. Su éxito actual se basa principalmente en indagar en las necesidades del usuario y diseñar pensando en él.

Todos sus diseños tienen una característica principal: innovar para proponer soluciones satisfactorias a las necesidades del usuario. Nuestros consumidores, tienen dudas, inseguridades y sentimientos. Para entenderlos, hay que practicar una empatía cercana.

Esta empatía, es determinante, y por ello es importante que exista un trabajo de equipo a la hora de entender todas las emociones del usuario. Un equipo que es capaz de diseñar y pensar ideas y prototipos teniendo en cuenta al consumidor, es un valor añadido que crea diferencia competitiva. En Factoria Creativa, por ejemplo, aplican la metodología de Design Thinking para sus proyectos de desarrollo web, incrementando notablemente la calidad del resultado, ya que se diseña y programa teniendo al usuario en mente todo el momento.

Los materiales que empleamos sobre nuestros diseños y nuestras ideas, las técnicas de equipo que utilicemos, el espacio donde proyectamos las técnicas y la “Actitud del Diseñadorson los 4 pilares que hay que tener en cuenta para utilizar el Design Thinking.

3 técnicas para aplicar el Design Thinking en la práctica

Para emplear el Design Thinking en tus proyectos, es muy importante tener en cuenta en qué fase nos situamos dentro de las mencionadas anteriormente.

Cada fase tiene sus técnicas, y cada técnica tiene sus características, ventajas y desventajas según el objetivo que persigues. Aquí te explicamos algunas de las más habituales:

Storytelling para empatizar contando historias

Dentro de las herramientas en las que se apoya el Inbound Marketing, una de las técnicas que nos permite empatizar mejor con los usuarios es el Storytelling.

Esta técnica no nos permite posicionar en Google pero si crea un branding que se identifica rápidamente con los usuarios que conectan con la historia. Esto hace que tu marca sea más fácil de recordar y genera un ambiente de confianza para recolectar información más fácilmente. Es una técnica muy utilizada sobretodo pero nada sencilla de crear.

Robert Mckee en su libro El Guión te explica todo el proceso para crear una buena historia que transforme y conecte con tu público objetivo.

Crea Mapas Mentales para diseñar tu idea

Una imagen vale más que mil palabras, y el mapa mental trata de eso. La finalidad es crear el concepto de prototipo mediante palabras descriptivas y figuras o formas sencillas.

Mediante esta técnica, iremos creando nuestro mapa desglosando concepto a concepto cada característica de este.

Es un recurso muy utilizado a la hora de planificar la estructura y funcionalidades de una página web. Normalmente, se congrega a un equipo multidisciplinar, que discute y aporta en todo el proceso de diseño y desarrollo de la web.

Infografías para desglosar los beneficios de tu producto o servicio

Si con el mapa mental hablamos de texto y formas sencillas. La infografía se constituye de imágenes y vectores de diseño.

Una vez tengamos el producto o el servicio elaborado, lo principal es resaltar sus beneficios y características competitivas y muchas veces, para captar la atención del público, disponemos de un tiempo limitado. Por ello crear infografías nos permite mostrar todo eso de manera visual y entretenida. Herramientas como Canva nos permiten crear infografías de manera básica.

Te recomendamos Factoría Creativa como agencia para diseñar y desarrollar tu página web. Además, pueden apoyarte en la definición de la estrategia de marketing para posicionar en Google. ¡Ponte en contacto a través de este link!

Si te ha gustado el artículo, amplía los conocimientos con el Máster en Product Management  

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy