Las siglas CMO derivan del título Chief Marketing Officer, en español reconocido como Director ejecutivo de Marketing. Este perfil va más allá de un encargado de marketing dentro de una empresa. El CMO es quien coordina no solo las estrategias de marketing sino también controla que todos los departamentos estén alineados con estas. La finalidad es que todas aquellas estrategias, tácticas y acciones llevadas a cabo por la empresa tengan coherencia y así ayudar a alcanzar los objetivos empresariales

Podemos decir que este perfil ha evolucionado a medida que aparecían nuevas formas de interactuar con el público. Las nuevas plataformas y las Redes Sociales han abierto todo un mundo en el que poder tener una relación más directa con tu cliente o tu cliente potencial. De la misma manera, hay que cuidar mucho más los mensajes, qué decimos y cómo lo decimos. 

Debido a esta complejidad, la figura del CMO ha ampliado sus competencias para dirigir los equipos a crear una comunicación basada en la imagen de marca. Ya no sirve solo con vender sino también el cómo lo vendemos. Hay que generar contenido sugerente y relevante para atraer la atención de tu target y diferenciarte de la competencia. A groso modo, este perfil tiene la responsabilidad de saber transmitir tanto a nivel interno como externo los valores de la empresa

¿Por qué es importante un CMO?

Como hemos dicho, la abundancia de canales de comunicación requiere un cuidado en aquello que decimos. Solo contratar una agencia de publicidad para crear una campaña genial ha quedado obsoleto. Se necesitan más acciones diarias que den soporte a una marca y estas solo pueden ser transmitidas por alguien interno de una empresa. Hay que saber generar interés y conseguir una fuerte relación con el cliente, educarlo y ofrecerle ese producto y no el de la competencia. Y en el momento justo. Esto es lo que el CMO debe ser capaz de liderar dentro de un equipo.

Competencias de un CMO

  • Definir unas estrategias acordes a la organización y dirigirlas de principio a fin
  • Identificar, planificar y gestionar recursos
  • Debe saber sobre las herramientas de medida en marketing. Los conocidos CRM dan soporte a estos departamentos para llevar unas estrategias y control de leads y conversiones que enriquecen las campañas. 
  • Conocer en profundidad el mercado y la competencia 
  • Ser innovador 
  • Capacidad de liderar. No solo liderar sino también ser capaz de inspirar a un equipo conjunto. 
  • Capacidad para analizar y entender datos
  • Conocimiento profundo sobre la creación de contenidos y la relación con los públicos

Por último, si estás interesado en este perfil, debes saber que este tiene la habilidad de liderar equipos como hemos dicho, pero dentro de esta función es importante destacar que en todo liderazgo se debe tener el ingenio de saber llevar a todos los perfiles y departamentos, y en este caso tener capacidad de motivarlos y alienar los puntos fuertes de la empresa con los de los recursos humanos. Más que dirigir, saber dirigir para poder transmitir al público lo que realmente tiene la empresa en su interior.

Leave a Reply