Cómo detectar las necesidades formativas en tu empresa

En plena era de la tecnología e información, son muchas las empresas que buscan crear planes formativos para mantener a sus empleados informados y actualizados. Pero para ello es importante detectar las necesidades formativas de la empresa, un paso donde muchas empresas fracasan o directamente no llegan a realizar.

En este artículo vamos a ver en detalle diferentes métodos para la detección de necesidades formativas en empresas, qué beneficios ofrecen y por qué toda empresa debería plantearse este paso antes de formar a sus empleados.

📚  ¿Qué necesidades de formación existen?

Antes de entrar de lleno en los distintos métodos, vamos a ver cuáles son las más comunes.

➡️  Formación para trabajar en equipo

En muchas empresas el trabajo en equipo es fundamental, pero no siempre los trabajadores tienen claro cómo gestionarlo o llevarlo a cabo, lo que puede provocar fricciones y déficit de productividad.

En estos casos, una capacitación para trabajar en equipo ayudará a:

  • Cohesionar mejor los grupos de trabajo.
  • Mejorar la toma de decisiones y resolución de problemas en equipo.
  • Mejorar los resultados del trabajo en equipo.
  • Aumentar la motivación.
  • Mejorar el ambiente laboral. 

➡️  Entrenamiento de las soft skills

Las soft skills o habilidades blandas son aquellas relacionadas con la personalidad como, por ejemplo, la empatía, comunicación, habilidades sociales, responsabilidad o trabajo en equipo. 

Muy relacionado con el punto anterior, este tipo de entrenamiento es útil para desarrollar estas habilidades en los trabajadores de un equipo, al igual que en trabajadores que atienden a clientes. Aunque estas habilidades son realmente útiles para todos los niveles de la empresa, ya que entrenarlas mejorará todas las relaciones interpersonales de la plantilla.

➡️  Formación tecnológica y/o técnica

En estas capacitaciones lo que se busca es ofrecer al empleado los conocimientos necesarios para poder usar correctamente herramientas digitales o maquinaria específica.

Está claro que esta formación no será igual en un bufete de abogados que una empresa de SaaS o una fábrica pero, debido a la gran digitalización en todo tipo de negocios, las formaciones técnicas y tecnológicas son cada vez más demandadas. 

➡️  Formación de calidad de producto

Si tu empresa es productora de productos, como por ejemplo una tienda online, es vital que los empleados cuenten con una formación en calidad de tus productos. Así estarán familiarizados con él y podrán detectar o prevenir situaciones con productos que no cumplan los estándares de calidad de la empresa.  

¿Conoces las necesidades formativas de la era digital? Descubre nuestras formaciones para empresas

🤔 ¿Cómo puedes detectar las necesidades de formación?

Hay numerosos métodos para detectar las diferentes necesidades formativas en una empresa, y en realidad el éxito en este proceso reside en utilizar una combinación de varios. 

Vamos a ver en detalle los pasos y métodos que deberías seguir para asegurarte de detectar las necesidades formativas de tu empresa.

1. Determina cuál es el resultado esperado

Antes de intentar determinar qué necesidades tienen tus empleados, deberás establecer cuál es el resultado que se espera de su desempeño. De esta manera podrás comparar los resultados obtenidos de tu análisis y detectar los aspectos que serían mejorables con una formación adecuada.  

2. Investiga y analiza el estado actual de tus empleados

En esta fase deberás investigar y analizar los conocimientos y/o habilidades de tus empleados que necesitan mejorar, al igual que cuál es la causa de que esto ocurra para asegurarnos de que no se repita. 

Para esta fase analítica deberás emplear uno o varios de los siguientes métodos:  

  • Observación directa. Observar la conducta del empleado y compararla con el resultado esperado del paso 1. Intentar responder a las siguientes preguntas: ¿Qué está haciendo incorrectamente? ¿Qué obstáculos encuentra? ¿Cómo se le podría ayudar desde la empresa?
  • Cuestionarios. Realiza cuestionarios para detectar necesidades de capacitación entre los empleados. Lo habitual es incluir preguntas sobre sus conocimientos y habilidades, además de su opinión sobre el trabajo que desempeña. 
  • Entrevistas. Similar a los cuestionarios pero con un método más personal y cercano, con la entrevista personal podrás dialogar con el entrevistado y conocer en detalle su opinión. 
  • Simulacros. En ocasiones puede ser útil realizar un simulacro para poner a prueba a los empleados y detectar puntos clave donde formarse ayudaría a mejorar.

3. Establece el orden de prioridades

Tras la fase analítica lo más probable es que detectes varios puntos de mejora, pero no siempre será posible abordarlo todo a la vez (hecho que tampoco sería productivo para los empleados, demasiada información de golpe podría ser contraproducente). 

Por lo tanto, es importante establecer unas prioridades formativas por cada departamento o nivel de la empresa, o incluso por cada trabajador. Y, para ello, lo mejor es tener en cuenta los objetivos de la empresa a corto-medio plazo y priorizar las necesidades formativas más importantes para alcanzarlos. 

4. Escoge la formación adecuada

Una vez tengas claras las prioridades formativas de tu empresa, es momento de escoger la formación más indicada o crear un plan formativo. Para ello, deberás tener en cuenta algunos aspectos como:

  • Presupuesto de la empresa destinado a formación
  • Cuántos empleados participarán
  • Si será presencial u online
  • La duración y metodología

Beneficios de realizar una detección de necesidades formativas

Puede que después de ver todo lo que supone detectar las necesidades de formación en una empresa estés preguntándote si realmente merecerá la pena tanto esfuerzo y la respuesta es un clarísimo sí.

Estas solo son algunas ventajas que obtendrás si decides estudiar a fondo las necesidades formativas de tu empresa y ofreces a tus empleados formaciones adaptadas y adecuadas a sus necesidades y las de tu empresa.

Beneficios para el empleado

  • Una mayor satisfacción y ambición en el trabajo.
  • Mejora de la motivación.
  • Aumento de posibilidades de alcanzar objetivos profesionales individuales.
  • Mayor sentimiento de pertenencia y equipo.
  • Mejor adaptación a los cambios en el entorno laboral.
  • Menos accidentes laborales.

Beneficios para la empresa

  • Reducir la necesidad de contratar nuevo talento.
  • Impulsar la productividad.
  • Mejorar el clima laboral.
  • Motivar a la plantilla.
Shirly Nowak
Shirly Nowak es una experimentada Project Manager y Copywriter, con más de 5 años de trayectoria, en los que ha podido trabajar en proyectos de diferentes sectores.